We've helped over 40,000 Moms to Save their Precious Breastmilk with Lacti-Cups

Cinco formas en las que la lactancia materna te facilita la vida

Por: Ana María Hanssen

Cuando mi primera bebé tenía 5 meses, hicimos un viaje largo y me hizo agradecer profundamente haberme comprometido con la lactancia materna. En el avión había otras mamás pidiendo agua caliente y llenando biberones, y la verdad que no las envidié para nada. Sus bebés lloraban mucho mientras esperaban. En cambio, yo sólo tenía que dar pecho para que mi bebita estuviera bien. Tanto así que muchas personas en el avión no notaron que ella estaba hasta que aterrizó y nos vieron levantar de la silla.

 Es cierto que las comparaciones son odiosas, pero la verdad, cuando se trata de resaltar la comodidad de amamantar, es casi que inevitable. Cuando decidí amamantar a demanda a mis dos bebés lo hice sin dudar ni un instante que era la mejor decisión para su salud integral y para la mía. Pero no sabía que también estaba tomando una gran decisión que haría mi vida más simple y ligera.

Aquí te hablo de cinco formas en las que la lactancia materna te hace la vida más fácil:

Para salir de casa: Las mamás que amamantan pueden viajar ligero (ya sea emprender viajes largos o simplemente salir de casa por un rato). Toma mucho menos tiempo empacar la pañalera, ya que sólo necesitas pañales, pañitos y cambios de ropa para el bebé. Llevar a tu bebé en un fular, sling o portabebés es ideal para amamantar y también te quita el peso de llevar un coche o carriola cuando sales de casa por unas horas.

Puedes improvisar y demorarte más fuera de casa sin preocuparte por si tienes suficiente leche de fórmula, biberones limpios y agua potable. Así también podrás ir a más eventos sociales fuera de casa con tus amigos y familia y lo mejor de todo, es que amamantar te salvará de muchas visitas al pediatra. 

Te ayuda a tener manos libres: Cuando usas un fular o cargador para bebés, tienes las dos manos libres cuando necesitas hacer otras cosas. Con la práctica, puedes amamantar sosteniendo al bebé con un brazo y con la mano libre puedes comer, contestar una llamada, leer, o abrazar a tus otros hijos si eres mamá de varios.

 Hace que haya bebés más felices: cuando amamantas y estas cerca de tu bebé puedes calmarlo inmediatamente, lo que hace que tu bebé esté siempre más feliz y llore menos.

Ahorras tiempo y dinero: para dar pecho no se necesita preparar nada, ni limpiar. Tampoco necesitas gastar dinero en leche de fórmula, biberones, esterilizadores, cepillos y otros accesorios.

Te relajas y descansas: si bien algunas mamás encuentran demandante el tiempo que se necesita estar amamantando durante las primeras semanas, también es cierto que dar pecho es una oportunidad para relajarte y descansar. Yo recuerdo que cuando me acostaba en la cama a dar pecho a mis bebés, siempre me daba la oportunidad de cerrar los ojos a mí también.

Estoy segura de que estas son sólo algunas de las formas en las que la lactancia contribuye a facilitarnos la vida. Todas las agradezco porque sin duda me han permitido estar más relajada para disfrutar a pleno de la experiencia de hermosa cercanía que ha sido dar pecho a mis bebés.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published